Convivencia generacional, el nuevo desafío

Convivencia generacional, el nuevo desafío

 

Si bien mucho se ha escrito acerca de la convivencia actual, de diferentes generaciones en las empresas, particularmente en los concesionarios de la industria automotriz es todavía un tema pendiente en su agenda de desarrollo organizacional.

Las generaciones que actualmente conviven en los concesionarios son:

Baby boomers (nacidos entre los ’50 y ’60)

Generación X (nacidos entre los ’60 y ’80)

Millennials (nacidos a partir de los ’80)

Motivados por expectativas e intereses distintos, no es sencillo que las diferentes generaciones formen equipos de trabajo productivos, más allá de la expresión de deseo, en muchos casos, de convertir a la diversidad en una ventaja.

¿Cómo se están adaptando a estos cambios los concesionarios?

La respuesta es sencilla; “Como pueden”

Pero obviamente deberían ocuparse actualmente del tema porque la generación millennial no es solo el futuro sino una realidad presente.

Posiciones tales como asesores de servicios, mecánicos, asesores comerciales, anfitrionas, etc. son ocupados por jóvenes de esta generación, mientras que la generación X es mayoritaria en los puestos de liderazgo. Y dado que cada generación posee expectativas laborales y sistemas de valores diferentes esto podría crear una tormenta perfecta.

Es llamativo, aunque quizás no lo digan públicamente, porque esos comentarios serían considerados políticamente incorrectos, como perturban a los líderes comportamientos de los millennials, sobre todo aquellos referidos a la lealtad y compromiso (como expresan los líderes de la generación X) inclusive la ausencia de parámetros mínimos de cortesía tales como faltar a una entrevista de trabajo sin siquiera avisar al reclutador.

El compromiso y el esfuerzo son valores determinantes para las generaciones de más de 40 años y contrastan con la impaciencia y el rápido cambio de planes de los millennials.

Quiero remarcar que los jóvenes son capaces de comprometerse, pero claramente en términos diferentes a las otras generaciones.

Por supuesto que pertenecer a una generación joven nos los excluye de realizar alguna adaptación al mundo corporativo (por ej: Convivencia de un sistema de colaboración con un sistema de relaciones jerárquicas).

Desde mi perspectiva, hay una responsabilidad que las organizaciones tienen y quizás no están cumpliendo de manera adecuada. Esta responsabilidad es transmitirles a los millennials que hay procesos que requieren paciencia. El éxito laboral, desarrollar un conjunto de habilidades, lleva tiempo y  sin ayuda es difícil aprender estas habilidades. Pero también, hacerles saber que en la empresa donde los quieren contratar no solo importan las ganancias a corto plazo, sino que también importan las personas.

1 Comment
  • Juan carlos
    Posted at 14:51h, 13 junio Responder

    No coincido en absoluto, están justificando por una moda instalada, que está bien que los jovenes (por qué son jóvenes o nuevas generación y no “millennials…) no cumplan con las normas mínimas. Justificar lo injustificable, estos jóvenes no tienen la mínima educación en cuanto al respeto compromiso y responsabilidad. No avisan sus demoras o faltas al trabajo, les da lo mismo cumplir que no, si llegan tarde está todo bien, si faltan igual, si el trabajo no se termina a tiempo no se responsabilizan. Son buenas personas y buenos profesionales en cada tarea, eso no se discute.
    Pero esto en un concesionario no es lo mismo, por qué al cliente le interesa nada que no le entreguen su auto por qué alguien en la línea, ya sea: asesor, técnico o jefe no hizo lo que tenía q hacer. O porque es un millennials y se compromete de otra forma. (Explíquenme).
    “Estas divagaciones, que leo a menudo en todas partes, tal vez valen para trabajos virtuales, no los conozco , pero en los trabajos como el que nos referimos no es lo mismo”.
    Obvio esto es más largo de debatir, pero por lo menos dejo mi comentario. No es lo mismo llegar temprano que no, hacer que no.
    Soy ex concesionario tengo 60 años y se de que hablo.
    Saludos

Post A Comment