El caos del cambio, 5 puntos para transitarlo

El caos del cambio, 5 puntos para transitarlo

La mayoría de las personas experimentamos en nuestras vidas, en el día a día (Salud, familia, trabajo, etc.) acontecimientos que continúan como en días anteriores. De esta manera tendemos a predecir cómo se verá el mañana y a continuar en piloto automático si nuestras sensaciones son de confianza y bienestar.

Así que, ¿porque siquiera pensar en cambiar?

Pero en determinado momento, algo nuevo entra en la estabilidad de nuestro sistema, un elemento que previamente no estaba presente, como por ejemplo: una reorganización en nuestro trabajo, el fallecimiento de un familiar, un divorcio, una enfermedad, etc.

Entonces, de repente, comienza para nosotros un periodo de caos. Se modifica nuestro estado de ánimo y aparecen emociones como la incredulidad, el enojo, el entumecimiento emocional.

A veces tratamos de aparentar que nada ha cambiado. Otros tratan de sabotear las nuevas ideas que los han afectado en su organización. Pero a veces cuando las cosas han llegado a una condición crítica ocurre algo crucial que transforma la situación.

En el terreno de lo organizacional cuando las personas se encuentran paralizadas y abrumadas por un problema la última cosa que necesitan es una solución tan grande y compleja como el problema

Cambiar es siempre difícil y a veces resulta doloroso pero nuestra experiencia nos indica que la ausencia total o parcial de los 5 puntos que desarrollamos a continuación hace que las transiciones sean más prolongadas y dolorosas y el resultado final incierto.

  1. Liderazgo: Los proyectos tienen que estar patrocinados por un líder prestigioso, reconocido y creíble. Muchas veces nos encontramos con proyectos liderados por gerentes que recogen muy pocas valoraciones positivas dentro de la organización.
  2. Objetivos concretos y realistas: Para que el cambio sea posible los objetivos y beneficios de la “nueva realidad” que estamos implementando, tienen que ser sencillos y fáciles de comprender por todos los actores involucrados. La velocidad del cambio está directamente relacionada con la comprensión que las personas tengan del proyecto.
  3. Capacitación: Cuando tenemos que conseguir un nuevo empleo de pronto tenemos que actualizarnos y realizar un aprendizaje sobre las nuevas modalidades de entrevistas y códigos. Del mismo modo la “nueva realidad organizacional” implica que activamente debemos generar programas de capacitación y actualización de los actores involucrados y del resto de la organización.
  4. Feedback: Es clave que las personas reciban periódicamente información sobre como lo están haciendo, realizar un análisis crítico sobre los aspectos que están funcionando según lo planificado y sobre las áreas de oportunidad surgidas.
  5. Reconocimiento: Los lideres, si bien deben ser firmes en relación al cambio organizacional, deben tomarse un tiempo para celebrar los logros obtenidos por el equipo o al menos reconocer los esfuerzos realizados si todavía no aparecen los resultados esperados.

 

Por Carlos Ramirez Passo

No Comments

Post A Comment