Psicotécnico: Mitos y verdades

Psicotécnico: Mitos y verdades

Muchas veces ocurre que, después de un largo y costoso proceso de selección, el candidato preseleccionado realiza un estudio psicotécnico, pruebas de personalidad, inteligencia, aptitudes, honestidad, etc. y los resultados no son los esperados. ¿Puede ser que los candidatos no estuvieran en un buen día?  O  ¿que estuvieran pasando por un momento de mucha tensión? o no consiguieron concentrarse, o ¿simplemente no le dieron al estudio la importancia necesaria y quisieron terminarlo rápido?

Después de haber pasado exitosamente por todas las etapas previas debemos considerar de manera irrefutable que el candidato ahora, a la luz del informe ¿no es lo suficientemente inteligente? O que ¿tiene dificultades para controlar sus impulsos o que simplemente no es confiable?

Lo cierto es que se ha escrito mucho sobre este tema pero la pregunta vigente es: ¿por qué tantos profesionales creen en esta herramienta como una verdad absoluta?

La respuesta rápida es que nuestro cerebro tiende a ver demasiadas cosas en las generalizaciones.  El problema es que a veces este mecanismo da “falsos positivos”, entonces comenzamos a ver formas en las nubes, rostros en los objetos (como los faros y la parrilla de un coche) o vírgenes en las manchas de una pared o sea una imagen del candidato.

Nuestro cerebro tiende, gracias a la evolución, a creer. De hecho, el simple hecho de entender una hipótesis nos predispone a creerla, sea o no cierta.

Las pruebas psicotécnicas son una parte más del proceso, es decir, nos proporcionarán información valiosa, pero no pueden ser ni la prueba única ni la determinante.

El problema de los tests que pretenden describir la personalidad, es que tienen muy poca fiabilidad y validez en el ámbito laboral, con lo cual sobre los datos que obtengamos debemos tener mucho cuidado a la hora de tomar una decisión ya que no pueden ser determinantes.

Los postulantes tienen que ser evaluados en relación con su desempeño laboral y no respecto a su personalidad.

 

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.