Sin compromiso no hay talento (organizativo)‏

Sin compromiso no hay talento (organizativo)‏

 

Cada mirada, gesto, jugada y declaración de los jugadores de rugby de la selección argentina Los Pumas antes, durante y después del partido contra Irlanda evidenciaba un enorme compromiso y determinación.
¿Compromiso hacia qué o quién?
¿Podríamos especular; objetivos a largo plazo, a un dispositivo táctico, un estilo de juego, hacia sus compañeros o quizás el cuerpo técnico?
Seguramente dependerá de cada jugador. La única certeza que podemos tener es que cuando un jugador  o un profesional en el mundo de los negocios, aporta más de lo estrictamente necesario es porque está
motivado para hacerlo.
La motivación de pertenecer y de aportar en una organización es lo que se conoce como engagement y es importante remarcar que un profesional satisfecho no tiene necesariamente porque estar comprometido.
El engagement es una cosa de dos; profesionales y la empresa. Un profesional por sí solo no se compromete. Los resultados dependerán de la organización en la que se encuentra y en cómo ésta actúa.

Carlos Ramírez Passo

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.